Imágenes de niños para colorear

Con la llegada de las vacaciones no solo se hace un receso escolar, sino que también se presenta la oportunidad de pasar tiempo con los más pequeños de la casa. Muchas veces ni los mismos adultos tienen pensado qué hacer con ellos; sin embargo, una buena propuesta es encontrar imágenes de niños para colorear. La selección depende, en algunos momentos, de la edad del niño y de sus gustos personales.

Relájate con imágenes de niños para colorear

A través de la pintura los pequeños acercan el mundo a su realidad, es decir, igualan, o por lo menos lo intentan, lo que piensan y sienten con lo que observan. Por eso, en sus primeras expresiones ellos presentan cosas abstractas (garabatos), luego los muñecos o amigos imaginarios (monigotes) y por último los dibujos más coherentes.

Realizar actividades de dibujo con los niños no solo se considera un tiempo dedicado a ellos, sino que también es un momento para relajarnos y nutrirnos con sus experiencias. Es importante que en el ambiente donde se desarrolle el ejercicio haya tranquilidad, fluya el aspecto lúdico, ambas partes estén relajadas y prevalezca la armonía. La herramienta de trabajo del niño no determina el fin de su actividad, lo fundamental es que disfrute completamente lo que está haciendo.

Por qué usar imágenes de niños para colorear

Por qué usar imágenes de niños para colorear
El niño tiene que sentir que está jugando

Para que sus beneficios sean aprovechados al máximo, el niño tiene que sentir que está jugando. A continuación se presentan las razones más notables por las cuales los niños debe hacer de esta acción algo cotidiano.

Estimula el autocontrol y la concentración

Existen niños que se distraen fácilmente y no logran concentrarse demasiado tiempo en la misma actividad. Colorear imágenes es un buen ejercicio para estimular la concentración y evitar la distracción. Igualmente, es excelente para el autocontrol porque mediante el dibujo pueden exteriorizar emociones y expresar lo que verdaderamente siente.

Desarrolla el pensamiento abstracto y la inteligencia emocional 

La mayoría de los niños en sus primeras etapas de vida lo que más pintan son figuras abstractas. Esto está dado, sobre todo, porque todavía no tienen un reconocimiento concreto del mundo que los rodea.

Mejora el aprendizaje

El ejercicio de colorear permite acercar al niño al mundo exterior y de esta manera facilita su comprensión. Por ello, si se eligen imágenes para colorear relacionadas con el alfabeto, los números y los colores habrá un aprendizaje no solo más rápido sino también más efectivo.

Favorece la autoestima

Colorear imágenes escogidas por los propios niños puede resultarles muy divertido, sobre todo si lo realiza en un grupo donde estén presentes niños de su misma edad. De este modo, la pintura se convierte en una fuente de alegría, genera satisfacción y se sienten orgullosos de ellos mismos, sobre todo si son estimulados por los adultos.

Mejora las habilidades motoras

Esta actividad es excelente para la coordinación motora. La idea de no salirse de las líneas que bordean la imagen le permite al niño precisar los movimientos de la mano. En la medida que realice más el ejercicio va ganando destreza, agilidad y precisión manual.

Tipos de imágenes de niños para colorear

Tipos de imágenes de niños para colorear
Tipos de imágenes de niños para colorear

Como ya se había mencionado, existen diversos tipos de imágenes de niños para colorear. Estas se clasifican en grupos tales como animales (animales domésticos y de la selva), colores, números, personajes de cuentos favoritos, de aviones y muchos más. 

Por lo general, en el grupo de los animales los niños escogen colorear imágenes de su preferencia aunque también los escogen por algún dibujo animado. Igualmente existen diferencias no muy marcadas en el sexo. Los niños prefieren pintar animales más grandes como los dinosaurios, los monstruos mientras que las niñas eligen los más pequeños.

Esto no quiere decir que ambos pinten las mismas imágenes ni tengan los mismos gustos. En dicho grupo animal también hay diferencias en su clasificación:

  • los domésticos: perros, gatos, jicoteas, aves y peces.
  • los de la selva: león, osos, lobos, búhos y elefantes.

En cuanto a los colores normalmente lo que se aplica es que haya dos imágenes y el niño repita en una el color que está viendo en la otra. Similar pasa con los números, lo que aparece es el contorno de la figura y el pequeño puede rellenarla con el color que desee.

Con los personajes de los cuentos sucede algo parecido que con los animales. Existen muchos grupos e imágenes que los reflejan:

  • los cuentos de ficción
  • los de películas
  • de series infantiles
  • de historias de lecturas
  • otros

A pesar de que existen muchas páginas en Internet de las cuales se pueden descargar estas imágenes de niños para colorear, también es favorable el uso de los libros impresos para colorear debido a que muchos de ellos traen una fábula o cuento que acompaña la imagen. De esta manera el niño no solo desarrolla la habilidad de colorear sino también puede relacionar el texto con la figura.

Igualmente es muy estimulante para el niño, por la motivación al aprendizaje, que sus padres le creen su propio diseño de imagen para colorear así como sus instrumentos.

Puede citarse el ejemplo de un niño de siete años que colorea con sus amigos de la escuela y tiene preferencia por los dibujos de animales domésticos, específicamente por los perros que es la mascota que tiene en casa. A continuación, se explica en cuatro pasos cómo puede crearse un diseño de imagen casero, necesitarás:

  • una plantilla pequeña con la silueta de la mascota que escojas, en este caso un perro.
  • una hoja de papel en blanco.
  • un lápiz preferentemente de tono oscuro.
  • lápices de colores, crayolas o acuarelas.

Cómo obtener el dibujo para que luego el niño pueda colorear

  1. Coloca la plantilla encima de la hoja de papel blanco (puede hacer una o varias muestras con la misma plantilla) y con el lápiz oscuro marca su silueta. Una vez termines esto ya tienes plasmado en la hoja la imagen que va a colorear tu niño.
  2. dejar que el niño escoja el color que quiere para colorear su mascota. Puede ponerle uno o más colores.

Con solo esos dos pasos obtendrá una o varias imágenes para su niño, dentro de la misma hoja puede colocar varias veces la plantilla o puede hacerle la misma plantilla en otras hojas, de esta manera el niño podrá compartir su experiencia en un grupo o con sus padres.